Los cruceros más baratos del mundo

 

 

La forma más cómoda de viajar es siempre poder ir a nuestro aire sin atarnos a la pequeña dictadura de los horarios ajenos. Y la mejor manera de conseguir ir a nuestro propio ritmo, organizándonos para no perdernos nada de lo que realmente nos apetece ver o hacer, es la de hacerlo en nuestro propio coche.

Pero ¿qué pasa cuando queremos ir lejos? Fuera del país. Entonces hay que conducir durante tantas horas que al final lo único que te apetece es tirarte a tomar el sol en cualquier playa.


Luego está el tema económico que en estos momentos puede ser un factor determinante, que si el desplazamiento es largo, la gasolina encarece el viaje, si lo hacemos por autopista, es mejor ni pensarlo y si decidimos alquilar un coche para un periodo un poco largo, al final las vacaciones no nos salen rentables de ninguna manera y acabamos eligiendo un viaje combinado.

Y ¿cuál es la otra alternativa? La que nos permite viajar con calma, llevar nuestro coche y además gastar muy poquito dinero… ¿la hay? Por supuesto que la hay, se llama Grimaldi Lines. Y es la opción más cómoda y, desde luego, más descaradamente económica que vais a encontrar en el mercado.

De hecho, una vez que lo hayáis probado estaréis tan convencidos como yo de que merece la pena.

 

 

Rutas: España, Italia, Marruecos, Túnez y Grecia.
Puertos: Barcelona, Tánger, Livorno, Porto Torres, Túnez, Palermo, Salerno, Civitavecchia, Trieste, Ancona, Brindisi, Patras, Igoumenitsa.
Idioma: italiano e inglés
Moneda: Euros (EUR)
Horario: GMT + 1

Texto: PALOMA GIL

www.revista80dias.es