HOME | Contacto  | Facebook

La Gran Pantalla

 

LOS TUDOR EN IRLANDA

La serie que ha batidos records de audiencia, a pesar de estas basada en hecho reales. La Historia comienza a ponerse de moda y cuando es llevaba a la, en este caso, pequeña pantalla con tan buen tino como lo ha hecho Michael Hirst, el resultado es un éxito. La mayor parte de la serie está rodada en Irlanda y ello ha inspirado a los más responsables del turismo, para crear una ruta que nos lleve a recorrer los puntos más emblemáticos del rodaje de la serie.

Comencemos por el Castillo de Dublín, un fantástico edificio en el que convergen tres estilos arquitectónicos bien distintos. Por un lado la capilla de San Patricio, por otro la torre que perteneció al edificio original, que fue el castillo del Rey Juan, el primer señor de Irlanda. Y por último está el edificio del siglo XVIII que fue la sede del gobierno británico hasta la independencia en 1922. Continuando el recorrido, el Parque Fénix. El parque más grande de Europa, con 3 kilómetros de extensión y rodeado de murallas, ya que en tiempos fue el pabellón de caza de los reyes irlandeses. Actualmente, en su interior viven la presidenta de la República y el embajador de Norteamérica. También es allí donde se encuentra el zoo de Dublín y es el lugar preferido por los dublineses para practicar deportes y para montar a caballo. En este maravilloso y enorme parque se han podido rodar muchas escenas de exteriores.

Un poco más lejos, la famosa cárcel de Kilmainham, conocida como la Bastilla dublinesa, hogar de muchos políticos, héroes, mártires, delincuentes o villanos del país. Actualmente no sólo es un museo, sino también el escenario de algunos vídeos musicales, de famosas películas como “En el nombre del Padre”, y, por supuesto, de Los Tudor. El Royal Hospital de Kilmainham también aparece en la serie. Y es uno de los mejores edificios dublineses del siglo XVII. Actualmente es el Museo de Arte Moderno de la ciudad y, por supuesto, está abierto al público.

A unos kilómetros de Dublín, construida por el vizconde de Powerscourt, la mansión Powerscourt, sobre las ruinas de un castillo normando. Actualmente es propiedad de la familia Slazenger, pero se puede visitar con normalidad, especialmente sus maravillosos jardines: el jardín italiano, el japonés, el lago del tritón, la fuente del delfín, los jardines amurallados o el cementerio de mascotas.

También la catedral de Christchurch, que no tiene nada que envidiar a la de San Patricio y que se ha utilizado tanto en su exterior como en su interior. La catedral tiene vínculos reales con Los Tudor, pues fue aquí donde el pretendiente Lambert Simnel fue coronado rey de Inglaterra. Actualmente forma parte del final de una ruta temática magníficamente diseñada, estructurada y documentada, que se conocer como Dublinia y que presenta la historia vikinga de la ciudad de una manera amena, educativa y muy, muy divertida.

Aunque estos son sólo algunos de los lugares más recomendados para visitar, porque la serie ha sido rodada en muchos otras mansiones, jardines y castillos, todos ellos accesibles a pocos kilómetros de Dublín.

 

Los Tudor en 80 días - Anteriores